Experiencias inmersivas

Las experiencias inmersivas o participativas se trabajan con innovadores métodos intuitivos que permiten a todos los consumidores o participantes abordar la creación de productos de diseño o artísticos. Para ser parte de ellas no hace falta conocimientos previos y pueden participar todos los ciudadanos.

Se articulan en experiencias inmersivas y participativas con mentores y tutores que guiarán a los consumidores a la realización de objetos, productos o piezas artísticas. Los mentores-tutores serán diseñadores y artistas famosos que tienen su atelieres, talleres, estudios o comercios de arte o diseño en la ciudad de Madrid y son parte de la asociación Creamodite.

Que nada te detenga Creamodite

Estas experiencias han sido especialmente diseñadas para articular el desarrollo de diversos abordajes metodológicos basados en la participación del consumidor en los procesos creativos para llevarlos a la acción (compra), mediante un enfoque didáctico integral para fidelizarlos como clientes desde las emociones.

Este concepto de experiencias inmersivas parte del supuesto de que las personas perciben la realidad con sus órganos sensoriales; todas las personas construyen la realidad a partir de lo que han ido percibiendo a lo largo de su vida. De esto se deduce que las percepciones de las personas son subjetivas e individuales, y por lo tanto distintas entre sí.

De ahí que en las experiencias orientadas a la acción no tiene sentido imponer un momento de  compra directa a los consumidores, tal y como se práctica en otros enfoques de técnicas de venta.

En su lugar, el consumidor debe ser apoyado en la construcción de una experiencia lúdica, generándole una necesidad interna de construir sus propios productos para valorar los que ya hay en el mercado.

Otro objetivo de las experiencias es recuperar el valor del diseño, del arte y de los objetos de consumo, así como los servicios y experiencias. Hasta el siglo pasado las personas consumían productos masivamente sin saber por qué y se ha perdido el valor de los objetos, de las ideas, de las creaciones con la industria del retail y comercios de cadenas internacionales.

La filosofía de las experiencias de Detrás de escena es que el público en general comprenda y sea parte de los procesos creativos, reconozca los materiales utilizados, los procesos de fabricación y pueda finalmente valorar el precio de consumo de los productos o piezas de arte.

Una manera de educar y concienciar a nuestros consumidores involucrándoles en todo el proceso creativo.

El objetivo es educar para dinamizar el comercio, fidelizar clientes y difundir la imagen de la ciudad de Madrid como destino de compras.

Esta comunicación interactiva y emocional con los productos de arte y diseño hace que sean posibles nuevos escenarios de experiencias para con la relación entre el comerciante y el consumidor final.

El objetivo es escapar de los límites físicos y racionales e inventarse un mundo de emoción y entretenimiento, que los consumidores empaticen con los valores y atributos abstractos de la cultura del diseño y el arte, que muchas veces les cuesta comprender, para establecer unas relaciones profundas y duraderas.

Con el objetivo de concienciar al consumidor y dar valor a los productos que están a la venta en los comercios, se desarrollarán las siguientes experiencias:

  1. Atelier Moulage creativo
  2. Atelier origami 
  3. Atelier bordado luneville
  4. Atelier Moulage 3D a 2D

Más información en : creamodite@gmail.com